La chaqueta amarilla de Zara ya tiene sus propias redes sociales

¿Cuántas veces has visto la chaqueta amarilla de Zara paseando por tu ciudad? ¿Cuántas personas que conoces se la han comprado? ¿En cuántas ocasiones te has preguntado por qué parece que todo el mundo la tiene? Tal y como han apuntado los últimos días diversos medios nacionales especializados no hay duda: la chaqueta amarilla de Zara se ha vuelto viral. A pesar de que en la tienda online sigue estando disponible (es de popipiel y cuesta 39,95), es casi imposible encontrarla en las tiendas físicas de la enseña capitaneada por Amancio Ortega. La fiebre ha llegado a tal punto que en plataformas de reventa puedes hacerte con una si estás dispuesta a pagar el tripe de su precio inicial (en Chicfy, por ejemplo, alcanza los 78 euros aunque en principio se puso a la venta por 145).

El culmen de la viralidad ha llegado al descubrir que esta chaqueta es toda una personalidad internetera con redes sociales propias. En Instagram, las cuentas@yellowjacketofficial o @chaquetaamarillazara registran desde hace unos días cualquier rastro en las calles del best seller de Zara. En la primera, una joven se pasea por la ciudad ataviada con la chaqueta de la discordia con el objetivo de encontrar a las primas hermanas amarillas que pululan por las calles. La segunda recopila imágenes de chicas y blogueras que han compartido su ‘look Minion’ en Instagram. Teclear #yellowbiker en la red social devuelve más de 100 resultados y subiendo.

En Facebook, la cosa se pone aún más divertida de la mano de la página Víctimas de la chaqueta amarilla de Zara. Su descripción lo dice todo: “Grupo de apoyo y comprensión a todas las víctimas de la #chaquetaplaga que invaden las calles de amarillo. Todas pensábamos que nadie la iba a comprar…” Bajo esta premisa, la página recoge imágenes de la chaqueta en cualquier situación y lugar: tiendas, conciertos, centros comerciales, mercadillos… Gracias a las aportaciones de la comunidad víctima de esta prenda, la página acompaña cada imagen con un ingenioso comentario y añade la geolocalización de cada nuevo hallazgo: “Una de las ventajas de la chaqueta amarilla, es que te vas a un concierto o festival, y … ¡vas a juego con el mochila-man que vende cerveza!” o “De momento Gijón es la ciudad con mayor índice de victimismo amarillo a nivel mundial probado a fecha de hoy ” son algunas de las perlas que prueban la expansión territorial de la chaqueta de la primavera. La artífice de la cuenta, confiesa en su blog Riujanarules, que ella misma había comprado la chaqueta y dudaba si devolverla o no después de ver los primeros memes.